Avisar de contenido inadecuado

UN ENCUENTRO AFORTUNADO EN MI VIDA: BEATRIZ OQUENDO

{
}

 TAGS:bondad,generosidad,solidaridadUna visita maravillosa a mi Taller de Nogent. Beatriz era una fiesta. Siempre traía consigo prosperidad y creatividad. TAGS:prosperidad,fiesta,creatividad 

 

Un día fuí a la Embajada de Venezuela en Paris  a saludar al nuevo Embajador Dr. Edecio La Riva.  Y saliendo de la Embajada sin haber podido hablar con el Embajador me topé con una hermosa mujer, una modelo, trajeada y arreglada como toda una parisina.

Yo, con mi atuendo de artista cn el que siempre andaba, en mi VolskWagen gris, con las puertas pintada con mis "Ensamblajes".  Al toparnos, nis miramos y nos sonreímos con cariño que venía de atrás, de otras vidas.  Nos presentamos y me dijo: -" Yo soy Beatris La Riva, la nueva Embajadora de Venezuela en París."-  Me preguntó hacia adonde iba y si pasaba por Champs Elysées y le dije que si, pero que mi carro estaba lleno de algunas cositas, ya que vivía en las afueras de París.  Y así comenzamos a conocernos, más atrás salió el Dr. La Riva quien se agregó a "la cola" que le iba a dar a la Embajadora Beatriz.

Fué así como los nuevos Embajadores de Venezuela en Paris, me conocieron.  Alli nació una amistad que fue para siempre.  El Embajador se bajó en Champs Elysées y Beatríz me invitó a que nos tomaramos un café y comieramos algo.  Fue un encuentro mágico.  Beatriz se convirtió en mi gran amiga y en mi protectora.

Yo vivía en la Maison Natiuonale des Artistes en Nogent-sur Marne, ciudad situada hacia el Este de París.  Muy pronto Beatriz se empapó de todas las cosas que ocurrían con los venezolanos que vivían en París y que luchaban por darle un nombre a Venezuela.

Beatriz era un personaje, y sobre todo era una mujer con un gran sentido del humor y un gran sentido humanitario para impulsar a nuestros artistas y lograr cosas extraordinarias que les facilitaran la vida, en una ciudad tan dura como lo era Paris.

Su ayuda fue mesianica para mi.  Empezó a organizar grupos de venezolanos para que visitaran mi Taller de la Maison des Artistes y conocieran mi labor, mi trabajo y adquirieran mis obras.  Así conocí a  muchos ilustres venezolanos como Freddy Müller, René Ottolina,  Rhona Ottolina,  Fernando Candiales,  Diego Arria,  Felipe Llerandi,  Olga de Gonzalez, todos amantes del Arte y coleccionistas que querían colaborar con nosotros los artistas de Venezuela, en París.

Mi destino no fue quedarme en Francia para siempre, a pesar de que tuve logros vitalicios , como mi Taller de la Maison des Artistes, pero tomé la decisión de volver a mi país, para arraigar de nuevo a mis dos hijos a quienes había desarraigado, estando muy pequeños.

 En el año 77 regresé a Venezuela y entregué al Gobierno Francés el Atelier que me había sido otorgado de manera vitalicia.  Hoy en día, me pesa haber tomado esa decisión.  Pero ya no puedo echar la pelicula para atrás y modificar mi errónea decisión.   La verdad es que también necesitaba el sosiego de mi país, porque los estudios en la Ecole Nationale Suprieure para obtener mi Diploma en Arte Mural, me habían dejado agotada.

 Pero creo que fue mi inmadurez lo que me hizo tomar esa decisión.  Porque hubiese podido alternar ambas cosas y no haber entregado mi precioso Estudio.  Hoy en día estuviera viviendo allí y mi trabajo tendría otra proyección.  Pero es el destino y el karma los que juegan en la linea de  la vida .

Mi regreso a Venezuela fue bueno.  Todas las personas que me habían ofrecido ayudarme, lo hicieron.   Sobre tod en materia de fianzas y apoyos para alquilar un inmueble en donde comenzar con mi Taller.  Don Toto Oteyza fue mi tutor y quien con mucha confianza me ayudó a arrancar de nuevo en Venezuela, mi país. Y así pude empezar de cero de nuevo.  De Paris me traje una caja con 50 0bras tamaño de un pliego, sobre papel y una obra de 1.20 X 1.20 que fue adquirida por Alfonso Váldez, amigo de Beatriz Oquendo.  Beatriz siguió ayudandome desde Paris.  Todos los amigos que me habían visitado en Paris se hicieron solidarios.

Me dediqué a hacer exposiciones y comenzé pidiendo un pagaré en el Banco Nacional de Descuento, que en esa época era un Banco floreciente que era de José Joaquin Gonzalez Gorrondona y que contaba con un equipo de brillantes jóvenes emprendedores, todos coleccionistas de Arte. y una amiga coleccionista, Nelly Lugo de Pérez trabajaba como decoradora del Banco.  Empezé con un pagaré de 30.000bs.

Pasaron algunos años en los que realizé numerosas exposiciones individuales.

Años después,  en el año 1993, Beatriz vino a Venezuela desde Brasil.  Beatriz se había develado como una talentosa escritora y necesitaba publicar sus libros que habia escrito en los últimos 5 años de su vida.  

Entonces yo pude tenderle la mano y corresponderle a todas sus bondades, para que ella pudiera publicar sus libros y presentarlos en el CELARG, en donde mi gran amigo  Luis Pastori  era el Director.  Y mi gran amigo Hugo Melguizo era co.propietario de una Imprenta ITALGRAFICA ,  llegaron a un acuerdo con Beatriz y publicaron sus libros.  Me queda esa gran satisfacción en mi vida.  Haberle podido retribuír a Beatriz Oquendo todo lo que habia hecho por mi, en Paris.  Fue una historia afortunada.

Su cocktail de presentación de sus obras fue un éxito.  Pude ver a mi querida Beatriz exitosa y triunfante, como se lo merecía, por su gran bondad y entrega a nuestros artistas en Paris.

Beatriz ya no está entre nosotros.  No me enteré de su penosa enfermedad en el momento en que esta ocurrió.  Es algo que lamento mucho porque hubiese corrido para estar a su lado.  Ella partió en el año 2001.  Yo me enteré 7 años después.  La hacía en Brasil, escribiendo mientras yo pasaba por dificiles momentos,  en  esta  TAGS:Panoramica,Eleccion de Obras,Apoyo incondicional TAGS:Exteriores TAGS:Ensamblajes TAGS:InteresanteVenezuela.  

Pero Beatriz estará siempre en mi corazón y en mi alma dejó una huella imborrable.  Su bondad y generosidad y su bellisima sonrisa y sentido del humor, que lo inundaba todo, todavía resuenan en mis oídos.  Pocas mujeres como Beatriz Oquendo!

En el cielo, deben estar disfrutando de su maravillosa presencia!

Mirna Salamanques, 26 de mayo del 2012.

 

{
}
{
}

Comentarios UN ENCUENTRO AFORTUNADO EN MI VIDA: BEATRIZ OQUENDO

El mundo es un puño pequeño de verdad en el que se enlazan insospechadamente las vidas de las prsonas..Tan bella Beatriz! Tal como la describes Mirna....Siempre fue muy querida por nosotras, nuestra prima por afinidad ya que era sobrina de mi amada tìa Elvia...Nuestra cercana relaciòn nos hizo familia hasta el dìa de hoy y tanto como tu la mantenemos en nuestro recuerdo...Fue una gran muer y una bella persona...
Elena Estaba Elena Estaba 27/05/2012 a las 18:32
Gracias Mirna por tu honesto comentario en torno a mi desparaecida hermana Beatriz Oquendo. Tienes la valiosa virtud del agradecimiento, una rara condición hoy en diá.
HOMERO OQUENDEO HOMERO OQUENDEO 21/06/2012 a las 20:22
Homero:

Beatriz está en mi corazón como si no se hubiera ido.  Fue para mi una persona muy querida y que me brindó mucha ayuda.  Nosotros los artistas necesitamos de las personas que nos apoyan.  Además de su condición humana.  Era especial.  Una gran persona! Gracias por las Gracias!
Los comentarios de los amios de Beatriz, me llenan de dicha, porque ella era un ser amable y gentil con todos!!!!!!!
Siempre extraño a Beatriz! Ella siempre tenia una palabra de aliento para mi.
Espero encontrarla en el cielo y poder compartir con ella de nuevo.
Fort Lauderdale 8 de julio del 2015.

Deja tu comentario UN ENCUENTRO AFORTUNADO EN MI VIDA: BEATRIZ OQUENDO

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre